De Bill Evans a James Rhodes: Todos podemos aprender música

De Bill Evans a James Rhodes: Todos podemos aprender música

El pianista británico James Rhodes, (que posee una historia súper interesante que te invitamos a descubrir), aboga a la idea de que la música es un idioma universal. Asegura, luego de un par de cálculos honestos sobre el uso diario del tiempo, que todos podríamos tocar una pieza de Bach o de Chopin en el piano. Incluso afirma que lograríamos interpretar una obra específica en tan solo un par de meses. Claro, si de verdad destináramos un poco de tiempo al día, todos los días, en este aprendizaje.

Durante su participación en una charla TED en 2016 en Madrid, planteó que la clave está en hacernos cargo de que en el día a día “todo lo que hacemos se basa en la idea de mirar afuera de nosotros mismos”. Cuando lo recomendable es hacer exactamente lo contrario. Si le prestamos atención, suena bastante certera su creencia de que distraemos el cuerpo y la mente con lo externo para tapar una molestia interior.

En su disertación, expone como ejemplo positivo lo que tanto Goya como Beethoven lograron hacer: plasmar en obras su mundo interior como respuesta a lo que percibían del mundo exterior. Recuerda que, entre muchas semejanzas, estos artistas que quedaron sordos a la misma edad. Y que ambos expresaron sus sentimientos en épocas en las que esta apertura no era costumbre por las reglas que la sociedad imponía.

En un poco más de 20 minutos, Rhodes, deja planteado un interrogante. ¿Será que tememos expresar nuestra creatividad porque hay que ser valiente para hacernos cargo de cómo está nuestro interior? Quizás, muchos han abandonado el camino artístico simplemente por evitar ese honesto diálogo interno. Y a su vez, no mostramos nuestras obras para esconder de los demás esa información.

Pero la música, según sus palabras, aporta al equilibrio porque logra un punto de encuentro entre ese interior y lo externo.

De propia voz

Podés disfrutar de sus palabras en directo. Si tenés poquito tiempo, en este video de menos de 5 minutos.

Si querés hacerte un regalo al alma, invertí 20 minutos y disfrutá de la charla TED. Si no comprendés inglés, activá el subtitulado de YouTube en español que está perfecto y quédate hasta el final del video porque te espera la belleza.

La mente musical universal de Bill Evans

Exactamente 50 años antes que James, otro pianista, el exquisito Bill Evans, exponía una interesante teoría: La mente musical universal.

En ella sostenía que “todos poseemos una mente musical universal” a la que la música auténtica “le habla”. Según su creencia, la comprensión en mayor o menor medida con esa música dependerá de lo que la persona haya tenido posibilidad de escuchar antes. De los estilos a los que hayan estado expuestos oído y mente.

Aseguraba que, al momento de la crítica, prefería el juicio de un oyente no profesional sensible, ya que este mantiene una pureza que un profesional pierde con el tiempo a base de tanto contacto con un método.

Evidentemente, coincidía con Picasso acerca del valor de volver a las fuentes creativas de la infancia.

En el video que registra sus pensamientos, explica cómo para preservar las obras clásicas, en el siglo XVII se comienza a escribir la música y aunque se logra que miles de personas mantengan vivas melodías maravillosas, por este acto durante años “se mata” la espontaneidad. Y es el jazz, el género que en el siglo XX resucita la necesaria improvisación.

Por eso, como educador, rescata al jazz como un proceso de aprendizaje, ya que cada momento de ese camino es un momento musical en el que el alumno entrega todo de sí, mientras que en el aprendizaje de la música clásica se pasa mucho tiempo hasta que se llega a la instancia de copiar lo que otro músico expresó de su interior hace cientos de años.

Y descubrimos en Bill otro gurú motivador: invita a tomar “el problema” (y nosotros traduciremos como “desafío”) por partes. A ser realista en saber que hay procesos que llevan mucho tiempo y que, si queremos de manera urgente manejar el global, probablemente acabaremos confundidos y frustrados. Pero si en cambio, con la consciencia del resultado final, separamos en instancias el camino, no solo será posible, será además disfrutable.

Por eso recomienda comenzar con una meta simple, real, alcanzable. Otra gran recomendación del genio del jazz es que para poder lograr una creación propia maravillosa es valioso nutrirse con la escucha de mucha obra. Así, nacerá lo nuevo como una reacción o respuesta a eso asimilado.

De propia voz, en formato dúo:

Si sos de los que de verdad no van a ocupar más de 5 minutos en el tema, el siguiente video te explica cómo visualiza Bill Evans el proceso de aprendizaje musical. Como yapa, al final da una pequeña lección sobre autoconfianza.

Si te interesa de verdad el tema, a continuación, podrás conocer su teoría de forma acabada:

Referencias

-Ziffer, Pablo. Bill Evans: https://www.pabloziffer.com/post/2018/03/15/bill-evans-el-proceso-creativo

-Hinves Pianos. James Rhodes, una auténtica revolución sobre el aprendizaje del piano: https://hinves.com/blog/james-rhodes-una-autentica-revolucion-aprendizaje-del-piano/

-Wikipedia. James Rhodes: https://es.wikipedia.org/wiki/James_Rhodes

 

Deja un comentario