Tuvimos 2 hermosas ediciones en 2019

¡Estrenamos actividad y fue un éxito! Taller intensivo para mejorar tu conocimiento musical y destreza en la interpretación. ¡Terminarás improvisando en un ensamble!

Definiendo fecha prox. edición

Taller intensivo de canto de la mano de Guadalupe Sueldo. La primera fecha fue un éxito, anotate a la próxima! Consultá.

Nunca es tarde

En Yo Quería Ser tenemos un propósito claro: acompañarte, motivarte e invitarte a dar pasos firmes hacia la concreción de tu desarrollo individual artístico creativo. ¿Vamos?

¿Manejas de oído algún instrumento? ¿Tenés pendiente comenzar a aprender a tocar el piano o la guitarra? ¿Disfrutás cantando pero evitás hacerlo en público porque te falta seguridad?

¿Iniciaste estudios en alguna academia pero no tuviste tiempo para dedicarle a esta actividad y abandonaste demasiado pronto?

Esto que mencionamos no solo te pasó a vos. Estás a tiempo de poner manos a la música y vamos a ayudarte!

El camino del escritor es por esencia solitario. El problema surge en el caso de aquellos que no se sienten lo suficientemente seguros para mostrar su producción. Esto lleva a que existan hermosas «obras escondidas«. O lo que es peor, a que autores valiosos detengan sus escritos y hasta que abandonen el dejar fluir su expresión creativa por autoboicotearse, sin contar con contención y motivación de los que lo rodean.

Queremos evitar que esto te suceda! Contactános para poder ayudarte.

Sos el alma de las fiestas. Todos saben que comienza la música y serás el primer cuerpo en pisar la pista pero jamás estudiaste ningún ritmo. No es que lo necesites para seguir disfrutando el baile… pero te gustaría tener un poco más claros los movimientos básicos de ritmos latinos, tango o folklore.

Es algo para lo que no tenés tiempo. Sabés que no podés comprometerte a separar 1 hora semanal para esto que es un placer.

Dale! Te ayudamos a encontrar la manera de hacerlo.

En la infancia te disfrazabas y entretenías a toda la familia pero algo pasó… abandonaste la costumbre de darle rienda suelta a tu histrionismo. 

Hoy, crees que perdiste la chispa. O lo que es peor: te da vergüenza el qué dirán porque en tu trabajo te conocen como «una persona seria».

¡Qué lindo sería volver a sentir esa libertad! ¡Vamos a pisar las tablas nuevamente!!

El que dibujaba muy bien era tu papá. Vos nunca pudiste llegar a su nivel, así que esos primeros trazos ni siquiera los guardaste.

O sos de los que se la pasaba haciendo caricaturas de los profesores en el colegio y por eso recibiste un par de amonestaciones junto a la mala cara de tus viejos. Para los adultos, eras distraído, poco aplicado. Así que cuando empezaste a trabajar abandonaste este tipo de distracciones.

¿Cuántos personajes podrías crear hoy? Es hora de averiguarlo!